EL NIÑO LIBRA

El niño Libra viene al mundo regido por el planeta Venus, representante del mundo de la afectividad, la belleza y la armonía. Él encarnará los valores típicos del signo, cuya principal meta es la búsqueda de la justicia y la ética. Practicará desde muy pequeño la seducción por el encanto, por la simpatía que provoca a su alrededor y por su cortesía y deseo de agradar.

Tu hijo Libra será muy fácilmente impresionable por los colores tenues, la música suave y las sensaciones agradables. Y además, será muy demostrativo en sus emociones afectivas. Sin embargo, el niño Libra no podrá soportar los ambientes cargados de tensión, los colores enervantes, las discusiones acaloradas. Los gritos o las órdenes formuladas con aspereza dislocan su carácter, ya que él sólo puede ser eficiente cuando en su mundo hay armonía de sonido, color y pensamiento.

Por otro lado le será muy difícil tomar decisiones hasta para los asuntos más triviales. La mente de los niños Libra está hecha para buscar la verdad. Son niños y niñas de buen corazón y deseosos de ser imparciales. Al niño Libra le espanta la idea de cometer un error o equivocarse en un juicio. No quiere herir tus sentimientos, pero su naturaleza le obliga a buscar una repuesta equilibrada, antes de decidirse a hacer las cosas de una forma atropellada. A pesar de esto, son activos y una vez que se deciden emprenden una actividad frenética para conseguir sus objetivos.

El niño Libra también necesita paz, descanso y silencio en grandes dosis para compensar sus gastadas energías; no debes criticar estos reposos, en que no hará absolutamente nada, si puede evitarlo. El ritmo de Libra les exige periodos de actividad seguidos de otros de descanso; es la única forma en que pueden mantener su salud emocional y física.

Cuando vayan creciendo manifestarán una de las aficiones típicas de los Libra, la discusión. Jamás da resultado decirle lisa y llanamente algo a una niña/niño de este signo. Si no le presentas los dos aspectos del problema, pensará que eres injusta e inmediatamente se pondrá a defender el argumento contrario al que tú defiendes. Son niños que obedecerán escrupulosamente las reglas, siempre que estén convencidos de que las reglas no son una estupidez. La balanza debe estar siempre en equilibrio para que el niño Libra no se sienta sacudido.

Manifestará desde muy joven un vivo interés por la pareja, pues intuitivamente están perfilando a la persona que habrá de complementarlos. Posiblemente piense que deba ser una persona un poco más enérgica que él, para que le ayude en la tarea más ardua, la toma de decisiones. Pero fundamentalmente quieren ser tratados de la misma forma que ellos tratan a los demás, con cordialidad, simpatía y afecto y sobre todo, que consideren su punto de vista. Necesitan comunicarse, y deben buscar la verdad.

¡Comparte este artículo!