ARTÍCULOS > RELACIONES ENTRE SIGNOS > VIRGO

VIRGO-ARIES

Aries es muy inmediato, a veces precipitado, y eso molestará a menudo a Virgo, que prefiere analizar meticulosamente las cosas. Virgo insiste una y otra vez en lo que hace, hasta que lo domina a la perfección, y eso irritará al impulsivo Aries, que en cuanto se ve familiarizado con un tema concreto, necesita lanzarse a por su siguiente meta de inmediato. Aries se sentirá frenado por Virgo, y sentirá que debe empujarlo para que haga las cosas necesarias, o para que avance en algún sentido la relación. A Virgo, la impaciencia e imprudencia de Aries le parecerán algo temerarias, y sentirá que pierde parte de su seguridad, pero le agradece que le estimule a continuar y no quedarse estancado con los pequeños detalles.

VIRGO-TAURO

Estos dos signos se comprenden y complementan excepcionalmente bien. Virgo es meticuloso y detallista, le gusta insistir sobre las cosas hasta dominarlas por completo, lo mismo que hace Tauro cuando tiene que tomar decisiones. Virgo es un signo más práctico, mas concreto, y facilitará que Tauro realmente haga las cosas cuando deban hacerse, y Tauro le proporcionará la estabilidad y seguridad que Virgo necesita. Ambos son signos tranquilos, poco propensos a estallidos emocionales, y la relación entre ellos será suave y tranquila, excepto que se despierten los celos de Tauro, cosa poco probable dada la tendencia a la fidelidad de Virgo.

VIRGO-GEMINIS

Virgo es un signo muy práctico, muy meticuloso y serio en lo que hace, y a sus ojos Géminis tiene la gracia de un niño travieso, divertido alegre y confiado. Pero esa falta de seriedad de Géminis también molestará a Virgo, muy pendiente de sus responsabilidades, y le llevara a tratar de controlar el tiempo y las actividades de Géminis, que por nada del mundo quiere perder su libertad. Géminis admira la concentración de Virgo y su meticulosidad, pero le vuelve loco esa atención a detalles minú,sculos que para él carecen de importancia, y sobretodo, ese espíritu crítico de Virgo, que despertará la lengua afilada de Géminis y que puede convertir la relación en un pequeño campo de batalla verbal.

VIRGO-CANCER

Estos dos signos tienen muy pocas cosas en común, y precisamente es su diferencia lo que les atrae el uno al otro. Virgo siente que el sentido del humor de Cáncer y su increíble sensibilidad son muy atrayentes, y no ofenden su sentido del ridículo como lo hacen otros signos. A Cáncer le fascina la disciplina y minuciosidad que Virgo pone en todo lo que hace, y sobretodo, por la sinceridad que emana de ´l y que le inspira seguridad y confianza. Sin embargo, el espíritu práctico de Virgo puede chocar a menudo con la fantasía de Cáncer, que vive en un mundo de sentimientos.

VIRGO-LEO

Leo se siente atraído por el carácter sosegado y tranquilo de Virgo, mientras que Virgo admira la generosidad y la actitud cariñosa y protectora de Leo. Sin embargo, a veces Leo se sentirá herido en su orgullo cuando piense que Virgo le critica en exceso, eso jamas lo tolerará, y Virgo se rebelará ante la actitud autoritaria e impositiva que toma a veces Leo. El orgullo y la vanidad de Leo harán que este se sienta herido ante los comentarios excesivamente acertados de Virgo, y reaccionará furioso. Sin embargo, el carácter tranquilo de Virgo conseguirá que estos accesos de malhumor de Leo sean escasos y poco duraderos.

VIRGO-VIRGO

Virgo encuentra en su pareja todas las características que más le disgustan de sí mismo, pero que no reconoce en él: su falta de pasión, su perfeccionismo casi exagerado, su angustia interior. Y sobre todo, su tremendo realismo, que le impide dejarse llevar por los sentimientos incluso estando enamorado. No son derrochadores, ni con el dinero ni con sus sentimientos. Le atrae de su pareja esa comprensión que hay entre ellos, el que los dos sean tan sinceros, tan de confianza. Ambos son personas de hábitos fijos, muy metódicos. Lo malo de Virgo es que suele ser ciego a sus propios defectos, y tenderá a acusar a su pareja de las cosas que él mismo hace.

VIRGO-LIBRA

El realismo de Virgo chocará a menudo con el optimismo y la alegría de Libra. Virgo le hará poner los pies en el suelo más de una vez a Libra cuando este se exceda. A ambos les gustan las cosas bien hechas, lo equilibrado, y son muy ordenados tanto en sus cosas como en sus hábitos de vida. A Libra le encanta la disciplina que tiene Virgo y su meticulosidad, pero le parece que es demasiado crítico, Y a Virgo le encanta el sentido de la justicia de Libra, pero le parecería que derrocha mucho tiempo y energía en actividades poco útiles. Ambos se admiran por su inteligencia y su gran capacidad mental.

VIRGO-ESCORPIO

Virgo es un clasificador, y cuando encuentra a Escorpio, se siente atraído por ese misterio que parecen llevar dentro y que tratará de desentrañar. Y Escorpio se siente más a gusto y relajado con Virgo que con la mayoría de los otros signos, a pesar de que la manía de criticar todo lo que se le ocurre que tiene Virgo es algo que no va a tolerar en absoluto. Escorpio no aguanta que nadie le diga que es menos que perfecto en todo. Virgo intuirá esto y tenderá a no provocar discusiones, a pesar de que a menudo piensa que Escorpio es algo agresivo y vengativo. Sin embargo, los dos fomentan mucho más sus cualidades positivas que negativas cuando están juntos.

VIRGO-SAGITARIO

Sagitario adora las cosas nuevas, los nuevos estímulos, siempre esta corriendo en pos de un nuevo ideal, mientras que Virgo es un signo de costumbres fijas, que prefiere siempre lo malo conocido a lo bueno por conocer. Lo que Virgo admira en Sagitario es su enorme franqueza a la hora de decir las cosas, y su independencia de la opinión que los demás puedan tener de él. Admira esa libertad suya, aunque preferirían que fueran un poco menos alocados. Y para Sagitario, virgo excesivamente sedentario y falto de iniciativa, aunque admiran su capacidad de atención a los detalles. A ambos les resulta fácil comunicarse entre sí, son signos sociables, y la comunicación nunca será un problema entre ellos.

VIRGO-CAPRICORNIO

Ambos signos necesitan de la buena opinión de los demás para sentirse a gusto consigo mismos. Se comportan, hablan, y actúan de la forma adecuada para conseguir la buena opinión ajena. Se comprenden en esto, como en muchas otras cosas, perfectamente. Ambos adoran en el otro su sentido del deber, y su responsabilidad, sienten que esto es algo en lo que pueden confiar. A Capricornio le encanta la meticulosidad de Virgo en todo lo que hace, y a Virgo, la prudencia de Capricornio. Ambos son tan formales, que echaran de menos algo de imaginación y espontaneidad en su relación.

VIRGO-ACUARIO

Ambos signos se ven atraídos por el opuesto que ven en el otro. Virgo es ordenado, metódico, prudente, y Acuario es espontaneo, imaginativo y alocado. A Acuario le deslumbra el talento de Virgo en los pequeños detalles, su enorme capacidad de análisis, pero no soportan la exigencia de estos ni sus críticas con facilidad. Virgo se ve atraído por el genio de Acuario, su sorprendente imaginación, pero le exaspera su despiste crónico y su falta de atención. A Virgo le fastidia que la mente de Acuario parezca siempre en las nubes, y a Acuario le fastidia que Virgo sea tan perspicaz para los defectos ajenos y tan ciego a los propios.

VIRGO-PISCIS

Piscis se siente muy atraído por la capacidad de organización de Virgo, su claridad para las cosas cotidianas, y su minuciosidad. Virgo admira la fe y la bondad de Piscis, su creencia incondicional en sus propios sueños, y sobretodo esa enorme sensibilidad que Piscis posee. Pero les gustaría que fueran un poco más centrados y concretos, y que no se disiparan tanto. En cambio, Piscis considera que el realismo de Virgo es exagerado, y que le limita gravemente en sus aspiraciones. Le admira por su sentido del deber, y su gran capacidad mental, y Virgo apoyará a Piscis en sus frecuentes accesos de tristeza.